Red de Turismo Arqueológico
Estás en:  Inicio  >  Qué visitar  >  Fuerte de San Carlos de la Cabaña
fondo
Tipo:Museo
Épocas:Siglo XVII / Siglo XVIII / Siglo XIX
Integrado en:Patrimonio de la Humanidad - UNESCO
Entorno:Urbano
fondo
Fuerte de San Carlos de la Cabaña

 Qué visitar
 Comer y Dormir
 Estudios y Consultoría

Descripción
Descripción
Durante el ataque inglés a La Habana, fue la posesión de la loma de La Cabaña por las tropas británicas lo que facilitó el ataque al Morro y a la ciudad hasta lograr su rendición.

Al recuperar los españoles La Habana, el rey Carlos III ordenó construir una fortaleza en este sitio sin escatimar recursos. Bajo la dirección del ingeniero militar Silvestre Abarca, comenzó a edificarse el Fuerte de San Carlos de la Cabaña en 1763 y culminó en 1774.

La posición estratégica, su enlace con el fuerte del Morro, y las 10 ha que ocupa la convirtieron en la mayor de la Isla y la primera de América. Su diseño, que aplica los conceptos más avanzados de la ingeniería militar del siglo XVIII, es muy complejo por la variedad de sus elementos.

Durante las guerras de independencia la Cabaña sirvió de prisión, y su foso fue sitio para fusilamientos. En el siglo XX desaparecido el carácter defensivo de la fortaleza, que cumplió funciones de almacén, alojamiento de tropas y prisión.

Al triunfo de la Revolución la Cabaña fue tomada por el comandante Ernesto Che Guevara y allí radicó su comandancia. Donde estuvieron sus oficinas se ha abierto un museo.

Los trabajos de restauración de la Cabaña se iniciaron 1986 en una labor coordinada entre el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y la Oficina del Historiador de la Ciudad para crear el Parque Histórico Morro-Cabaña. Concluida la restauración en 1992, cuenta en la actualidad con un Museo de Armas y es sede de actividades culturales y recreativas. Sobresale entre ellas la tradicional ceremonia del disparo del Cañonazo de las Nueve, que noche tras noche puede ser apreciada por los visitantes.
|

Comentarios
Comentarios
Fuerte de San Carlos de la Cabaña aún no ha sido comentado
Introduce tu comentario
Comentarios